martes, 27 de diciembre de 2011

Un sueño hecho realidad: el Museo ABC

"Nadie te da más por menos" dice el eslogan del metro de Madrid en estas fechas. Pero quien debería hacerlo su lema es, sin lugar a dudas, el Museo ABC.
Situado en la c/Amaniel 29-31, su novísimo e impoluto edificio se enmarca entre las callejuelas del barrio, pasando casi desapercibido.
Digo que nadie da más por menos, ya que la entrada es gratuita y las tres exposiciones que se encuentran en cartel son un cúmulo de sensaciones increíbles.
Sigo el orden de recorrido: en el semi sótano puede encontrarse La Elegancia del Dibujo. Crónica de París de Carlos Sáenz de Tejada. Donde el ilustrador español nacido en Tánger ofrece una visión sofisticada, elegante y llena de "savoir faire" de la moda que se veía en París allá por la década de los años '20 y '30. Diseños de Vionnet, Schiaparelli, Chanel o Paquin (entre otros), reunidos a través de las ilustraciones que realizó Sáenz de Tejada para la publicación ABC y Blanco y Negro. Sublime!
Planta calle: La ilustradora Ana Juan desgrana su particular visión del cuento de los Hermanos Grimm, Blancanieves, en La Caja Secreta de Snowhite. Con un extraordinario montaje digno de las novelas góticas, se recrea en escasos metros cuadrados una lúgubre atmósfera que nada tiene de cuento infantil: macabros muñecos articulados de cartón, jaulas colgantes o el espejo mágico de la madrastra, para transmitir a la perfección la esencia de esta retorcida historia.
Y por último, piso primero y final del recorrido:  Japón, Paraíso de los Personajes Animados. Donde se exhiben muñecos a tamaño natural de personajes manga e imágenes de la cotidianeidad nipona, para poner en conocimiento del espectador el porqué del éxito y auge de la cultura anime en Japón. Ideal para los más pequeños y los amantes del género, quienes encontrarán a personajes tan conocidos como Hello Kitty, Astro Boy, Galaxy Express 999 o Pokémon.
IMPERDIBLE!






domingo, 25 de diciembre de 2011

El rey de los tallarines

Día de Navidad, y puestos a ser atípicos, seámoslo del todo.
Mi padre y su novia han venido expresamente de "la terreta" a pasar el día aquí conmigo!
Este año era mi primera comida familiar navideña lejos de casa, y antes que convertirme en un mar de lágrimas, me he planteado seriamente que si no siento que son las fechas que son, será todo más sencillo. 
Así pues, he decidido llevarles a comer a un lugar dónde la Navidad no existe: un restaurante oriental.
El Rey de Tallarines (c/San Bernardino, 2) fue uno de los primeros lugares que pisé al establecerme aquí, y me gustó. Sus mesas hechas de cristales de colores, sus paredes recubiertas de mosaico con dibujos de un paisaje playero, su pila de lavarse las manos que es una ostra gigante, y obviamente, sus tallarines!
Es de los pocos restaurantes que conozco dónde hacen los tallarines delante tuyo (la masa, me refiero) y rellenan el Dim Sum también ante tu escrupulosa mirada.
Si en las mesas hay tantos madrileños sentados como chinos, es una inequívoca señal de que algo se está haciendo bien.










sábado, 24 de diciembre de 2011

Exiliados

"Esta noche es Nochebuena, y mañana Navidad", y así empieza uno de los villancicos típicos de las fechas.
Tiempo de reunirse con la familia y amigos, comer hasta lo indecible cosas ricas e hipercalóricas hechas con amor de madre, abrir los regalos (con mayor o menor acierto), salir a celebrar... 
¿Y sino?
Alguien te cobra en cola del super las tabletas de turrón y el cava que casi se te olvida comprar, otro alguien te empaqueta ese jersey y esa colonia de última hora, incluso esta misma noche un camarero te servirá la cena que no has tenido ganas de cocinar este año, porque oye, un día es un día y hay que celebrarlo!
Y todo eso está muy bien, yo no diré lo contrario. Pero se hace difícil, porque ¿cuántas de esas personas que contribuyen a que tu estipulada y tradicional Navidad no adolezca de nada, pueden celebrar la suya?
El exilio como plato y pan de cada día se lleva bien, con dignidad y alegría, salvo en fechas así, cumpleaños...que se atraganta un poco, e inevitablemente se recuerda a aquellas películas en que el pobre españolito (y digo pobre económicamente) se exiliaba a Alemania o Francia o Suiza, para ganarse le vida.
De esos también hay a día de hoy, y en sentido inverso, venidos hasta aquí.
A quienes tendréis cerca a los vuestros, estad agradecidos! Y por favor, sonreíd a quien os atienda en estas fechas, para algunos/as de ellos resulta un gran sacrificio.



martes, 20 de diciembre de 2011

Joy!

Joy: alegría, recocijo...son algunos de los sinónimos al castellano de la palabra anglófona.
Fue en aquellas tierras, además, donde nació allá por los setentas la Joy Division.

En Madrid también hay Joy, sólo que se apellida Eslava y es un teatro/sala de fiestas/conciertos.
Anoche tuvimos joy, en todos los sentidos. Cena de empresa en la Joy Eslava, y yo más contenta que unas castañuelas al poder tachar de mi lista la visita al mítico lugar. "La joy", como se dice aquí, es un pedacito del Madrid obligatorio de visitar si vienes "del poble" y sales de fiesta.
Porteros exsoviéticos trajeados con pinganillo y lista, guardarropa gratis (el mejor invento de mundo mundial), fotocall, camareros sirviendo calamares,risotto de boletus y pollo a la mostaza y... mucha gente!
Entre staff variado (Tommy, Pepe, Hackett), visuals, modelos, diseñadoras y demás agregados, estábamos nosotros. ¿Cenar? ¿Pa' qué? Barra libre hasta agotar existencias, o hígado, o vasos sin romper, jejeje (eso pensó alguno).
Rihanna, Gaga y Britney como anfitrionas de lujo, y hasta nos atrevimos con Pitbull!
Pese a quedarnos casi los últimos dentro de la Joy, los más aguerridos provaron suerte en Chuecatown.
La que escribe, como abría tienda por la mañana, guardó los tacones en el bolso e hizo ese gesto taaan de Carrie Bradshaw: silvidito y..taaaaxiii!





domingo, 18 de diciembre de 2011

Llevarse la palma

La Navidad a la vuelta de la esquina, y N. y yo aún no habíamos tenido nuestra "cena de empresa". Celebrábamos la entrega (porfin!) de su sempiterno proyecto, mi nuevo trabajo, y poníamos solución a los demasiados meses que nos habían tenido separadas.
Metro San Bernardo, línea 4: hoy toca c/ La Palma y alrededores.
Hace un frío de narices pero la calle está llena de gente, ambientazo everywhere! Y es que todos estamos igual: apurando en cenas de empresa, últimas salidas, despedidas antes de volver a las ciudades/pueblos respectivos para pasar las fiestas navideñas...
Nuestro primer alto es Estocolmo Bärs, un minibar de luz anaranjada y cálida, pequeño, estrecho, donde se dice que hacen unos perritos calientes riquísimos. Catarlos, no los caté, pero conste que si los vi/olí y pintaza tenían. (Nota mental: mojito y perrito para la próxima).
La siguiente parada en la ruta fue la Sala Siroco, en la c/San Dimas. El trayecto de un lugar al otro dura como unos 3 minutos a pie, pero es increíble la cantidad de locales que encuentras en esos 3 minutos, y todos llenos!
La Sala Siroco, que consta de dos plantas, tenía un público peculiar, y en la planta superior, un dj más peculiar aún: en el cubil donde pinchaba había alojado a su pobre novia, que con cara de asco absoluto y arrebujada en su anorac, aguantaba el trabajo de su chico. Querida pareja, si me leyeseis por alguna casualidad fortuita: no lo hagáis más! A ella daban ganas de adoptarla o abofetearla, y a él...a ver...si vas a llevar una camiseta que ponga "grunge is dead", asegúrate antes de que el "dead" no eres tú, querido, que no se podía ser más soporífero y sinsustancia!
Ufff, desahogada me hallo, prosigo el relato.
En la planta sótano era donde se encontraba la chicha: otro dj (made in Denia, Ximo!) y otro tipo de gente. 10€ con consumición, y por momentos aquello iba llenándose. Que si uno te pregunta si llevas el sujetador azul (lo llevaba!), que si otro es de una banda de Benetússer (la terreta está en todas partes), cotilleo por aquí, bailecito por allá, cervecita...¡hasta Clark Kent estaba allí! No es coña, Clark Kent (que NO Superman) se hallaba en el local. Aix, qué lástima, si se hubiese traído una versión más festiva de sí mismo...
Y hasta aquí puedo escribir, porque fue el momento en que logré salir dirección al bus nocturno que me llevaría a casa. Sólo N. puede desvelar el resto de la historia.













miércoles, 30 de noviembre de 2011

Madrid me quiere

Pensaba profundamente estas últimas semanas que Madrid no me quería.
A. me lo dijo muy claro: "es imposible que Madrid no te quiera, Madrid quiere a todo el mundo, y además tú sabes que estás hecha para esta ciudad, te encanta". 
Pues sí, parece que Madrid vuelve a quererme, y aunque las luces navideñas este año sean pobres y repetitivas (la crisis everywhere), me sobra para creer que "el Milagro de la Navidad" ha tenido que ver con los acontecimientos positivos.
Sea como fuere, y ya me estoy poniendo demasiado Dickens, el otro día se me ocurrió aprovechar la mañana. Había tenido que madrugar para ir a una entrevista de trabajo, y al salir, como tenía tiempo de sobra, decidí acercarme al Museo de Artes Decorativas. Situado en la c/Montalbán, el palacete de tres plantas construído en el s.XIX estaba en mi lista de "cosas imperdibles que visitar".
La Colección permanente consta de muebles de antaño (del s.XIV al XIX) que recrean las distintas estancias de una casa: dormitorio de los señores, cocina, oratorio...joyas sacras y no tanto, textiles y cerámicas.
Entre la planta calle y la primera se encuentra (hasta abril) la exposición Grafistas. Diseño Gráfico Español, 1939-1975. ¡Pero qué interesante! Carteles, bocetos, embalajes, carátulas de libros y discos en un estupenda muestra de lo talentosos e imaginativos que fueron los grafistas españoles del momento. En ella, resulta inevitable reconocer tipografías e imágenes varias que nos han acompañado desde la infancia. ¡Muy muy recomendable!
Salí de allí tan contenta que apenas notaba los 6ºC de temperatura, ¿será por eso, porque iría sonriendo, que me pararon para hacerme unas fotos y unas preguntas?
Sí, no estoy de coña, una periodista de una revista femenina española me paró enfrente del Retiro para decirme si podía hacerme las preguntas y las fotos...Uff, hubiese dicho que no en cualquier otro momento, pero, qué cojones! ni siquiera me importa si salgo publicada... porque Madrid vuelve a quererme!




lunes, 7 de noviembre de 2011

Al mal día, ponle un chulazo

Hoy he tenido un mal día. La empresa para la que trabajo parece que está a un paso de declararse insolvente, y claro, el hecho de que no te paguen la nómina da mucho miedo, rabia, ganas de muerte y destrucción, y pone las cosas jodidas para pagar el alquiler y la comida del mes.
R. (que afortunada ella, se marchó antes de la debacle final), aun coleteaba con la deuda de su finiquto, y jodidas ambas como estábamos, no se nos ocurrió nada mejor que dar un paseo.
He mentido. No queríamos dar un paseo, queríamos acercanos a la tienda que Abercrombie & Fitch ha abierto en la esquina entre Ortega y Gasset y la Pza. del Marqués de Salamanca.
-¿Hey, what's going on?- nos pregunta un chulazo rubio al traspasar el umbral del antiguo palacete convertido en tienda. Ya nos lo habían advertido, los dependientes de Abercrombie están tan buenos que se te escapa la risita quinceañera sólo de mirarles.
En la puerta de entrada, otro, sin camiseta pero con el abrigo abierto, se ofrece para que te hagas una foto con él! ¿Pero qué es esto? ¿Ha caído la supremacía de la mujer objeto a favor de la del chulazo americano? ¡Viva, viva!
Una vez dentro de la tienda, la iluminación en penumbra y la música de discoteca te hace desear una barra con bebidas en lugar de un lineal con cajas registradoras. Y entre prenda y prenda, otro chulazo, y otro...
Por supuesto que hay dependientas, no lo niego, y son guapas, tampoco lo niego, pero es que estamos tan poco acostumbradas a ver la versión masculina del hombre objeto, que R. y yo creíamos haber muerto y haber despertado en Ibiza, jijiji.
La ropa (hay que hablar de la ropa, ¿no?) muy estilo yankee: vaqueros, sudaderas de capucha, jerseis gorditos de ochos, camisas de leñador...
Diré que nos ha gustado, incluso R. ha quedado en volver a pasarse el sábado, porque el chulazo rubio de la entrada nos ha dicho que ese día, era él quien se quitaba la camiseta para hacerse las fotos.
Dios que nos has quitado la nómina, no nos quites Abercrombie para un poco de consuelo!









domingo, 6 de noviembre de 2011

Yves vintage

Hoy me he puesto las botas en lo que a Moda se refiere!
Llovía en Madrid y la tarde era más de cine o sofá, pero NO, he cogido a P.del brazo y me lo he llevado a una "tarde de chicas". Pobre, que paciencia tiene a veces conmigo...
La Fundación Mapfre alberga, hasta el 8 de enero, la primera retrospectiva de Yves Saint Laurent realizada en España.  Maniquíes vistiendo modelos de alta costura y pret-a-porter (sí, está el vestido mondrian, sus esmoquin femeninos y la sahariana!) se alternan con vídeos, bocetos y patrones de sus prendas y sombreros.
Quien no conozca la obra de Saint Laurent, tiene en esta exposición una muestra imperdible de cuan grande fue el hacer del creador francés.
Sentía el cuerpo tan ligero y satisfecho, que hemos dado un paseo Castellana arriba, hasta el Centro Comercial Moda Shopping. ¡Qué lugar! Promueve iniciativas maravillosas de todas clases que alberga en su espacio, entre los pasillos y las tiendas.
Estos días mostraba la 2ª Feria Vintage, dónde Lorenzo Caprile, y otros modistos/as ponen a la disposición del público prendas vintage, complementos y mil detalles, para deleite de cualquiera que se interese por Moda de hace unos años. Encajes de vestidos de novia años' 20, dos piezas de Hermès de los años '70, tocados, joyas, sombreros, zapatos y bolsos de nuestras abuelas, cazadoras de cuero de Moschino...y un largo etcétera de sueños realizados.
¡Qué gorda de satisfacción he salido del centro comercial! El año pasado me perdí la 1ª edición de la Feria Vintage, y prometo no perderme la 3ª (si se hace). Cómo bien dice P.: el año pasado te la perdiste, éste año has conseguido venir, y el año que viene ya toca comprar. Grande!







martes, 1 de noviembre de 2011

Difuntos dulces

El 1 de Noviembre se celebra la festividad de Todos los Santos a lo largo y ancho de la geografía española. Fue instituida por Urbano IV en honor a todos los santos (conocidos y desconocidos), para compensar cualquier deficiencia en la celebración de las fiestas de los santos durante el año.
En tiempos de nuestros padres, se consideraba primer día de invierno, y a los niños se les vestía desde éste día, con pantalón largo y ropa de abrigo (hasta las fechas, lloviese o pedregase, iban con pantalones cortos, muy cruel).
Se recordaba a los fallecidos y se les visitaba en los cementerios, era un día triste, que sólo la imaginación de la repostería conseguía endulzar con huesos de santo, buñuelos de viento o panellets.
A día de hoy, y con permiso del cada vez más extendido Halloween (festividad mucho más alegre, colorida y comercial), los dulces de Todos Santos se siguen vendiendo en las pastelerías.
Me río yo de lo macabro anglosajón del "truco o trato", con niños vestidos de brujas o vampiros. ¿Miedo?. Miedo es lo que da ir a la pastelería y pedir cuarto de kilo de dulces de las fechas, y pensar mientras muerdes el mazapán, que te estás comiendo el "hueso de un santo", ahí, sin arcadas! Y si tu estómago sigue en pie, hincas el diente a los buñuelos de viento, que "de viento" tienen sólo el nombre, ya que los rellenan con crema, nata, trufa, merengada, café...Frititos por fuera como están, y rellenos por dentro de azúcar a mansalva, lo terrorífico de la festividad tradicional, es la digestión que haces luego, jeje.
No dejéis de probarlos! Muahahaha!




domingo, 30 de octubre de 2011

Excali Vallekana

Me ha costado meses ir, pero al fin lo he conseguido!
La Villa de Vallekas (con k, por supuesto) era un territorio inexplorado y altamente mitificado por mí en el terreno nocturno.  
S., a cual hacía demasiados meses que no veía, fue mi cicerone de lujo. Tan  estupenda como es, lució wapísima para la ocasión su camiseta de los Kiss y unas botitas de taconazo con calcetines rosas, genio y figura!
Salida del metro Nueva Numancia, línea 1, y nos ponemos a callejear. Afortunadamente, los señores/as que regentan la nochea heavy vallekana, fueron muy considerados al poner los locales uno cerca de otro, para no hacer dar vueltas innecesarias y poder disfrutar de lo mejor de cada parroquia. Y sí, digo parroquia, porque el término "parroquiano" debió inventarse para lugares como el Kaos. Dónde la gente vuelve semana tras semana, mes tras mes, y año tras año (me consta que llevan unos 10 años ya!). Qué encanto de dueño, de camareras, de ambiente, lleno de heavys de la movida ochentera, los genuinos!
Fue en el Kaos donde probé mi primer "kali con mora", rico rico y nada caro! Bebida que ya nos acompañaría el resto de la aventura.
De ahí movimos al Hebe, más grande en tamaño, con escenario para conciertos, y hasta con cocina (S. dice que los bocatas de lomo y queso del lugar, se salen). Empezaron pinchando rock español y la cosa degeneró en Ska (para mí, un poco gusta, un mucho, cansa), y las cosas raras que nos habían comenzado a pasar se multiplicaron, jeje.  Así que nos dirigimos al punto álgido del viaje, el templo mítico, el antro que sobrevivió a cualquier otro: el Excalibur!
Las mujeres entramos gratis (minipunto a favor!) y en el recibidor, una pequeña vitrina con algun yelmo, hacha, y demás armas medievales te indican claramente dónde vas a entrar. Paredes pintadas con nombres de grupos y algunas portadas de sus discos: Obus, Ozzy, Lujuria, Easy Rider...Dos plantas con billares, futbolín y pista para conciertos, inundadas a ese volumen infernal con que los heavys escuchan su música. ¿Hablar allí? a grito pelao! Camisetas variopintas, pintas de todas las edades, y mucho "air guitar" en la pista de baile.
Mi cuerpo hoy descansa en paz aunque mi garganta se quedó en el Excali. Feliz como una perdiz!






jueves, 27 de octubre de 2011

La Chocita del Loro

21'45 hrs en la c/Hermosilla, 77. Lugar: La Chocita del Loro.
Hace un frío moderado, y nosotros hacemos cola para recoger las entradas, entre la juventud pija, para ver al monologuista Goyo Jiménez (un especialista en asuntos americanos aunque sea de Albacete).
Cuando la cola en la que aguardas crece por detrás de ti, algo en tu interior se regodea, pero cuando empieza a crecer por delante, más bien te vas cabreando sutilmente. Pues tal que así estaba yo, cuando apareció Amaya Salamanca (la que cuando tuvo tetas, tuvo paraíso) con tropecientos colegas, y justo, justito, conocían a alguien que teníamos delante. Mecagüenla...
Cuando conseguimos entrar, resulta que la Chocita del Loro tenía el nombre bien merecido: es un pub, con sus tres o cuatros mesitas altas con taburetes: usease, para sentarse a lo "periquito"; digo yo que de ahí también le viene el nombre.
Goyo, (quién me produce seria incontinencia urinaria, de tanto que me río con él) estuvo moderadamente a su altura. A pesar de que la primera parte flojeó un poco, supo remontar en la segunda mitad, ensalzando a las mujeres a la categoria de Mac, mientras que para ellos dejaba el puesto de Pc.
Analogías informáticas aparte, el Sr. Jiménez desmenuzó su infancia y las relaciones de pareja muy hábilmente, y hasta sorteó el desmayo de una chica durante la actuación con gran salero.
Al salir de la actuación ya diluviaba, debió ser porque era la única noche que no me había puesto capucha: nunca falla.



lunes, 26 de septiembre de 2011

De borgoñotas y tapizados

Domingo y me encuentro saliendo de casa antes de la hora de comer. ¿Milagro? ¡No!
Tenía afán de Rastro pero mi intención no era suficiente para combatir a las sábanas, así que optamos por el plan más sencillo: visitar algo que cerrase sobre las 18'00hrs.
Cierto es que algo tenía ya en mente, y que la Historiadora que hay en mí venía dando puntapiés para ser escuchada: haz algo cultureta! -gritaba.
No me pude resistir, en el Palacio de Abrantes (c/Mayor, 86) exhibían una preciosa colección de indumentaria Renacentista, reconstruida fielmente en base a pinturas famosérrimas contemporáneas, y encima... ¡ gratis! La exposición forma parte de las actividades que realiza el Istituto Italiano de Cultura, así que visto el nivel, la que escribe promete estar atenta a la siguiente ocasión.
Después de haber sido transportados al Renacimiento Italiano, qué mejor que comer en un Ristorante: el Via Appia (c/Unión, 10) nos ofreció un menú de domingueros a un precio razonable y con calidad  (pidiendo a la carta, supongo yo que sale bastante más peliagudo).
Así que con los estómagos rellenos de pizza, pasta, aceto balsámico y scamorza, nos dirigimos al punto álgido de la tarde: la vista al Palacio Real.
Antes que nada, me siento en la obligación de comentar que son 10 eurazos de entrada y que cada folletito lo cobran a 1€...pero una vez allí...pues hasta te parece poco entre tanto pan de oro, mármoles, porcelanas orientales e incrustaciones de metales preciosos en las armaduras y escudos.
El recorrido se divide en 3 partes: Farmacia Real, Armería Real y Palacio Real.
La Armería Real hace las delicias de casi cualquier hombre (si es Historiador, amante de lo medieval, o friki a secas, mucho más) en tanto como está de llena de armaduras, espadones, ballestas, borgoñotas, lanzas de justa, cañones...y un largo etc.
Por otro lado, las estancias del  Palacio Real dejan a los profanos tal que apunto del colapso ornamentístico: no hay ni un hueco sin volutas, hojas de parra, dorados, tapices, entelado con bordados en las paredes o frescos en el  techo. No quiero desvelar más, porque sino los 10€ dejarían de tener sentido.
Resumiendo, que ya es bastante: un día muy bien aprovechado!







domingo, 18 de septiembre de 2011

Cibelina

"Soy Cibelino". Así rezaba uno de los eslóganes de la Cibeles Fashion Week de estos días.
Parada de metro de Campo de las Naciones, Recinto Ferial del IFEMA, 17'00 hrs y un solazo imponente para recibir, sino mi primera visita al lugar, sí la primera al Cibelespacio.
Stand de Mercedes nada más entrar, y un poco más allá el de la revista Glamour y la Hola, y azafatas con unas requeteideales zapatillas Converse rosa. Heineken y Solán de Cabras eran los encargados de dar de beber al personal (más agarraos que todas las cosas!) y otras firmas varias se repartían por los enmoquetados y escasos metros cuadrados de los que dispone el Cibelespacio.
Boris Izaguirre entrevistado por Núria Roca y Nieves Álvarez, Rusia como país invitado para exhibir a algunos de sus creadores (mucha piel y mucha ostentación de dorados), y más de una firma pequeña muy digna de ser consumida. En especial he vuelto enamorada de una marca barcelonesa que ha estado a punto a hacerme gastar lo que no tenía. Ni que decir hay que me he aguantado hoy, pero que no tengo intención de ser tan recatada con la visa la próxima vez que pise la Ciudad Condal!
Y básicamente eso ha sido todo, N. y yo esperábamos más...pero como no había...pues metro de vuelta hacia Alonso Martínez para merendar un par de palmeras glaseadas con mermelada de fresa, en una de las confiterías con más solera de Madrid: La Duquesita (calle Fernando VI).







Fashion Snapshot

18:00 en la C/ Flor Alta, nº8.
Las puertas del IED ya están abiertas y un par de azafatas esperan ante el photocall de Samsung.  La gente va pasando y posando con su mejor outfit, el premio: descuentos en las tasas de los cursos del IED, cámaras digitales y por supuesto, ser visto y requetecomentado en blogs, twitters y demás redes sociales.
Quienes hemos acudido a trabajar al evento no podemos evitar mirar la vorágine de muchachas/os con cierto aire de nostalgia. No hace tanto, nosotros éramos alumnos y también teníamos esa sensación mariposil en el estómago.
Ron Barceló provee a las gargantas sedientas, mientras las firmas y los bloggers sacan pecho ante los fotógrafos que revolotean entre el personal.
Kling, Pepa Loves, El Ganso, Poète, Adolfo Domínguez, Alma Aguilar, Alohe ópitca...y un nutrido etc. completan la lista de marcas que se sumaron al evento.
Por mi parte, yo voy a hacer lo propio: el stand de Poète me espera, y con la acreditación al cuello me lanzo al combate.  ¿Preparados?

sábado, 10 de septiembre de 2011

al Ventorrillo

Dícese que se cuenta, de una mujer que vendía violetas en Madrid.
No era Sara Montiel, pero fue tan verídica como la estatua que a ella se dedica en el Parque de las Vistillas, lugar perfecto para ver el atardecer de la capital.
A. prometió algo castizo y distinto, y A. cumple siempre. Así que allí estábamos, sentados en la Plaza de Gabriel Miró, frente a una fuente que es todo un enigma (recomiendo ir a verla, de ella Dan Brown sacaba una novela en un pispás), contemplando el sunset tranquilamente.
A un lado, la Catedral de la Almudena, que aunque es fea como ella sola, se vuelve de postal al encenderse las luces e irse el sol;  al otro lado, la Carretera de Extremadura y la Casa de Campo.
Esta zona ajardinada y apartada dentro del tumulto de Madrid, conserva algunos de los lugares con más solera, como una Champañería/librería (sí, habéis leído bien), o un bar con terraza llamado el Ventorrillo.
Ese fue el lugar elegido para cenar un pincho de tortilla española y ver cómo decrecía el sol, ¡preciosísimo!
Es curioso cómo entre tanto barullo, coche y boina de polución, existen esos huecos donde hasta parece que el tiempo no tiene prisa y el aire se respira mejor.
A. bien sabe que nos ha quedado pendiente regresar para probar el "pollo a la buena mujer". No sé cómo estará cocinado, pero ya me hace salivar sólo con oir el nombre, ñam!


jueves, 8 de septiembre de 2011

Pero cuánta tontería!

VFNO: Vogue Fashion's Night Out.
Serrano engalanado con marquesinas con fotazas míticas de Vogue, alfombra roja en los establecimientos colaboradores, globos, flores, un ir y venir de metros de cableado, pruebas de sonido, hielos, vinos...Así de bonita y prometedora era la VFNO a las 6 de la tarde.
En nuestra tienda aguardaban un par de periódicos para hacer entrevistas y fotos al joven dueño y su padre (un grande la de moda española, más sieso que todo).
Así lo había dejado yo todo en tienda, para disfrutar de un breve descanso para mis pies, antes de empezar oficialmente el sarao a las 21hrs.
Ya en el metro de camino de vuelta comenzaba a visulmbrar dónde me metía: niñas hiperpintadas, con hipertacones y rebosantes de "osea tía" se agolpaban entre las paradas de Velázquez y Serrano.
Oh muy God! Goya está infestado! Casi tuve que apartarlas a codazos hasta poder llegar al curro!
Una vez en la tienda (dónde parecía que nos habíamos vuelto locos regalando catering y bebida), vino la segunda parte: más de lo mismo versión armagedon final.
Bloggers, exconcursantes de GH, cantantes, gente que debía tener mucho más dinero que buen gusto, señoras que al entrar por la puerta directamente preguntaban ¿qué regalais? y mucho, y mucha, y muchísimos niñatos! Que ganitas de sacar la escoba y mandar a más de una a la calle!
A las 00.00hrs, cómo en los cuentos, la magia desapareció, las djs dejaron de pinchar (por cierto, qué grandes! currar con su música fue un gustazo), y los peinados lacados, las uñas pintadas y los tacones de vértigo dejaron paso a lo que suele ocurrir: un reguero de mugre detrás de la socialité. Lo que viene después no hace falta explicarlo, jeje. A ver si en la próxima edición soy yo la que lo vive subida en unos high heels ;)






miércoles, 7 de septiembre de 2011

Un final feliz

No suelo escribir hechos personales, ni mucho menos hechos personales que no sean propios, pero lo que ayer pasó fue tan "de cuento" que quiero hacerlo público.
R. (una de mis compis de curro), estaba ya un tiempo dándole vueltas a su futuro laboral, que si seguiré en la empresa, que si no.... porque cuando desde Central te dicen que no te ven con suficiente experiencia para desempeñar tal o cual tarea, ponte a temblar, pequeña.
Pero Madrid es especial y tiene ángel, así que esa misma tarde... una clienta que se marchó muy satisfecha, había vuelto a recoger unos vestidos, y una vez en caja  preguntó cómo marchaba la tienda. R., siendo sincera, admitió que no sabía cuánto de largo iba a ser su futuro profesional allí.
Al día siguiente muy de mañana, yo aun estaba vistiéndome para ir al curro cuando R. me llamó loca de alegría: la clienta en cuestión, había mandado un mail a Central explicando cuantísimo valíamos el personal de tienda, y haciendo especial mención a R.
Al final recoges lo que siembras: R. fue felicitada por la propia gerente y restituida en su cargo a pleno derecho!



lunes, 5 de septiembre de 2011

Las Suertes

"Se llama suerte a la creencia en una organización de los sucesos afortunados y desafortunados."
Esta definición algo regulera, made in wikipedia, me sirve para encabezar esta nueva entrada: Ayer parecía que la suerte estaba tan agustito en casa que no quería venirse a dominguear con R. y conmigo.
Mediodía en Sol, y nosotras con ganas de ir a fundirnos la visa dentro de nuestras escasas posibilidades. Primera parada, Topshop. En cinco minutos liquidamos la marca anglosajona para montarnos en el metro, Línea 1, dirección Valdecarros hasta llegar al Centro Comercial La Gavia. Casi una hora de trayecto + tener que bajar del suburbano por "incidencia en la línea"+ equivocarnos de parada, para finalmente llegar a Las Suertes! Merecido nombre para la parada de metro que te lleva al Centro Comercial La Gavia, plantado en medio de la estepa, perdido allende las nuevas construcciones con habitantes fantasma.
Como locas nos lanzamos al Primark, a las tiendas dónde ponía "zapatos a 3€" (reconozco el gran ojo que tiene R. para esas cosas), a Ikea, y a recorrer los pasillos arriba y abajo, abajo y arriba. 5 horas más tarde, con el cuerpo hecho miguitas y la barriga llega de Mc Donalds, decidimos retirarnos dignamente: habíamos cumplido lo que se esperaba de nosotras, jeje.


domingo, 4 de septiembre de 2011

18362

18362. Me quedo mirando el número de la pulsera que me da el anfitrión de la fiesta y luego echo un vistazo al local. Sí, hay gente, ¿pero de verdad soy la persona 18362?
Estamos en la Calle Valverde 11, en La Chula de Valverde. Barra libre de tintos o cañas mostrando nuestra pulserita azul: es cómo ir al FIB, pero gratis y sin playa, jeje.
El sitio no nos disgusta, además enfrente está el Ya'sta, que se convierte a esas horas en una peregrinación de lo más granado entre los portadores de piercings, tatoos, pelos de colores, medias de rejilla y un sinfín de estilismos que me recuerdan a mí misma no hace tanto!
Cómo la noche es joven, pero no lo era tanto el personal de La Chula,  N. y yo decidimos hacer un viaje en el tiempo sin cambiar de barrio: primer round en El Fabuloso (sí, sí, vamos tanto que parecemos socias) dónde vimos a Nancho Novo y Carlos Díez, y de ahí a La Vía Láctea.
Calle Velarde 18, La Vía Láctea es uno de esos locales míticos ochenteros de la ciudad, uno de esos a los que hay que entrar sólo para poder decir yo estuve ahí. Pues nosotras estuvimos: extraña iluminación (te ves las caras con todo el mundo, no hay penumbras) y decoración original y retrofuturista es lo que encontrareisallí (me abstengo de comentar la música porque debe ser que esa noche el pincha estaba poco lucido...).




lunes, 29 de agosto de 2011

A doble altura!

"Viajar es conocer", qué gran verdad! Y de eso va la entrada de hoy: de cuantísimo se aprende viendo lo que hay fuera de casa.
La primera vez que vi un autobús de dos pisos debía tener pocos años, porque sólo recuerdo cuándo lo vi por segunda vez: en el viaje de fin de instituto.
La vez siguiente que vi algo similar aluciné con los archiconocidos buses londinenses rojos de dos plantas.
Y aquí en Madrid me ha pasado otra vez lo mismo: el cercanías de dos alturas! Salía del AVE (oh, sí!) de vuelta de unas breves minivacaciones en "la terreta", cuando me sitúo en el andén de cercanías para ir a Recoletos, y...ahí estaba! Cómo un metro de dos plantas, espacioso y nada claustrofóbico.
Me he subido y no he dejado de mirar los asientos, las escaleritas de subida y bajada, las ventanas, y sobretodo, cuán normal les parece esto a los madrileños que viven disfrutando de algo tan singular desde por lo menos una década.
Ver para creer, el día menos pensado me cojo uno de esos y que me lleve hasta Cercedilla, dicho queda!


jueves, 25 de agosto de 2011

Volúmenes modernistas y pasteles franceses

Iba yo andando por la calle Fernando VI cuando tropecé sin querer con el maravilloso edificio que alberga la SGAE. El también llamado originalmente Palacio de Longoria redobla la esquina con la calle Pelayo. De estilo modernista en su vertiente floral, alterna curvas vegetales y sinuosas con rostros femeninos y teselas en tonos ocres en la parte alta: una delicia para la vista.
Para llegar a tan memorable lugar, sólo hay que aventurarse, una vez más y cómo siempre, en el suburbano madrileño. Alonso Martinez metro te transporta al linde entre la calle Génova, dónde termina el barrio de Salamanca, y la calle Hortaleza, dónde ya pisas Chueca, resultando unos metros de ciudad la mar de interesantes!.
Además del mencionado Palacio de Longoria, puede uno desayunar/merendar en un salón de té cuquísimo y de estilo vintage (usease, de muebles reaprovechados, o que al menos lo parecen). Mamá Framboise, que así se llama (situado en el número 23 de la c/Fernando VI), sirve desde caracolas de pasas y nueces con canela a pastas de té, pasando por gran variedad de pasteles y panes de cereales.
La zona se acompaña de una gran variedad de tiendas: Yube, Nac, Nice Things, Malababa... y un largo etcétera. Sólo pueden pasaros dos cosas malas en estos metros cuadrados de capital: chamuscar la visa sin piedad y ponerse tibio de mantequilla y azúcar.





miércoles, 17 de agosto de 2011

Más papistas que Ratzinger

Parece que Madrid ha sido invadida. Montones y montones de jóvenes imberbes, monjas y sacerdotes pululan por las calles de la ciudad, portadores de mochilas, gorritas, hábitos y banderas dónde se lee: JMJ. Madrid 2011. ¡Puro merchandising del bueno! Por cierto, las iniciales resumen la siguiente consigna: Jornada Mundial de la Juventud.
¿Pero cómo juventud? ¡Juventud Católica! ¡¡Especifiquen señores!!
La marea de jóvenes corderos (porque decir borregos ya es meterse) inunda la ciudad con cánticos, sonrisas beatíficas, colas interminables en el supermercado y ocupando con su cristianos culetes los asientos vacíos del metro y cualquier hueco libre!!
Del 16 al 21 de agosto amenazan con quedarse entre nosotros, y la verdad es que yo ya les temo: han tenido el gran poder de conseguir cortar las calles, bajar los precios del transporte público sólo para ellos y devolver a España la "etiqueta católica" pasándose por el arco del triunfo que es un Estado aconfesional.
No sé si Dios está con ellos, tampoco si el señor Ratzinger es su portavoz legítimo, pero que monten 200 confesionarios en pleno Parque del Retiro...cuanto menos me parece digno de cagarse patita abajo: ¿Acaso esperamos convertir Madrid en el nuevo asilo de Sodoma y Gomorra? ¿Cabrá tanto pecado por enmendar en la ciudad? ¿Arderemos en llamas y se nos llenará el cuerpo de pústulas a los que no recibamos la indulgencia papal?
Que sea lo que Dios quiera, porque que la verbena ha empezado YA!



jueves, 11 de agosto de 2011

Las Rozas Village

"Chic outlet shopping", así se autodenominan en Las Rozas Village.
Situado dónde Cristo perdió las chanclas, en medio del secano mesetario, se levanta cómo si de un decorado de la Warner se tratase, Las Rozas Village.
Versace, Hackett, Barbour, Pretty Ballerinas, Loewe, Carolina Herrera, Ralph....y un largo etcétera de marcas pijas, pueden encontrarse aquí a precios no tan pijos. Parafraseando a J. "¿tú vendrías aquí a comprarte un Cartier?" Pues no, supongo que no. La respuesta a esta pregunta responde también al tipo de público que compra en un outlet de marcas.
Aún así, el espacio está diseñado para sentirse en un lugar especial y distinto: todas las tiendas construidas a modo de casitas, camino empedrado, cafeterías con "aspersores" en las plazoletas para estar fresco en verano, y hasta un terracita "chic-chill out" en tonos morados y naranjas dónde contemplar el sunset madrileño.
Si no os pesa hacer el trayecto, vale la pena verlo, de todo se aprende.





lunes, 8 de agosto de 2011

Viajando sin salir

Parece que este verano me depara un "modo de vacaciones inexistente", y me ata las patitas a esta ciudad que aunque me encanta, no tiene playa ni momentos de relax.
Afortunadamente, y para lidiar mejor con las circunstancias, Teotihuacan llegó a la capital de la mano de Caixa Forum.
Cerca de Ciudad de México, la ciudad de Teotihuacan se alzó impresionante muchos siglos atrás, uniendo la Pirámide de la Luna y la Pirámide del Sol a través de la denominada Calzada de los Muertos. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987, en estos días, y hasta noviembre, Caixa Forum recoge algunos de sus vestigios en forma de pinturas murales, vasijas de arcilla o estelas de jadeita.
Aunque breve y de escasa información, la exposición ayuda a ver más allá de la mirada europea, pica la curiosidad sobre serpientes emplumadas y simbologías fantásticas, y personalmente... me recuerda a mis años de facultad!
El plan de "viaje sin salir" se puede completar si la comida/cena se hace en Wok to Walk (c/ Hortaleza, 7) donde preparan al instante y a tu gusto tallarines o arroz, con gran variedad de condimentos y extras.
Y si ya uno no puede más y necesita playa urgentemente, pues en la misma calle, puede rematar la noche en el Areia: tumbadito en modo chill, con arena bajo los pies! sí,sí, arena...se recomienda descalzarse.



miércoles, 27 de julio de 2011

¿Pasta italiana & famoseo?

Una de mis compañeras de trabajo, D., que se las sabe todas y todos los lugares de Madrid, me dijo hará una semana, de un bar para cañear dónde servían buffet libre de pasta y verduritas con las birras. Huelga decir que esa misma tarde ya estábamos N. y yo viendo si aquello era cierto.
El Pepa Tencha, ubicado en la c/Apodaca, 3, fue tan difícil de encontrar que tuvimos que subir y bajar la calle hasta dar con él, jijiji, cegatas. Pero, oh, my god! En una de las mesitas de la puerta, se hallaba una celebrity de la jet de rancio abolengo madrileño con su nuevo novio (tan nuevo, creo yo, que aun no lo había visto en las revistas del cuore). ¡Tenemos que entrar aquí sí o sí!
Un bol de pasta enorme se hallaba en la barra de la entrada, pero sólo uno. Así que decidimos sentar el culete en mesa hasta ver aparecer el resto del buffet soñado. La caña (que es un doble en tamaño) costaba 3€, y el camarero, más majo que las pesetas, nos trajo unas patatas para acompañar.
Que si blabla, que si jeje, y vemos que ya no queda cerveza, que la barra de la entrada está a rebentar de gente, y que ni por asomo existe el buffet!! Así que ni cortas ni perezosas, le decimos a ese amor de camarero que nos traiga otras dos cañas, y que porqué no está el buffet del que nos habían hablado. Compartiré la información con vosotros: el buffet maravilloso sólo se ponía miércoles y sábado, cachis!. Dicho ésto, debimos poner morritos o parecer unas muertas de hambre (en el sentido literal), porque al terminarnos las aceitunas que vinieron con la segunda caña, el camarero nos trajo un plato de patatas "by the face".
La conclusión es obvia, volveremos un miércoles o un sábado. Ah! id meadas, que vaya pocilga de WC para tan bonito local, una lástima.



martes, 26 de julio de 2011

San Manuel y San Benito

Siglos atrás, en el esplendor cristiano de Bizancio, los mosaicos adornaban las iglesias. Teselas brillantes y colores vivos para formar escenas bíblicas, paisajes someros y apóstoles ancianos portadores de sus símbolos.
Afortunadamente (o no) no hace falta desplazarse a Rávena, Moscú o Estambul para contemplar el estilo bizantino: de nueva creación, la Parroquia de San Manuel y San Benito, de los Padres Agustinos, se sitúa entre Alcalá 83 y la c/Columela 12.
Parafraseando la propia web de la Parroquia: "en una visión de conjunto, la iglesia San Manuel y San Benito exhibe las mejores galas para el aficionado al arte: diafanidad, saturación de blancura y luz, suntuosidad y armonía, exquisita decoración y gusto estético, alternancia de colores, ambiente recogido..." Pues sí, comulgo con cada palabra, y recomiendo su visita a aquellos cuya pereza o presupuesto no les permita visitar San Vital o la Catedral de la Dormición.
Puestos a no poder contemplar el Arte Bizantino original, en Madrid puede parchearse (momentáneamente) la experiencia, con una vista a San Manuel y San Benito.




lunes, 25 de julio de 2011

Bienvenida dignidad

Desde Neptuno a Cibeles, subiendo por Alcalá y bifurcándose para llegar a Sol y a Callao.
Miles de personas al unísono, hombres, mujeres, niños, ancianos, de aquí y de allí, todos de acuerdo. No hay agresividad, no hay tensiones, las consignas y los cánticos engloban al colectivo, porque no hay siglas ni colores, sólo una fecha, la fecha en que todo comenzó: 15M.
Qué extraña y agradable sensación de que algo puede cambiar, de que podemos ponernos de acuerdo. Hay que verlo y vivirlo. Al llegar a Sol se dibuja en mi rostro una inevitable sonrisa: una enorme pancarta sobrevuela nuestras cabezas: Bienvenida Dignidad.





domingo, 24 de julio de 2011

Sala Caracol

Me prometieron metaleo y al final lo máximo que rasqué fue algo similar a un híbrido de Reincidentes+ Skap+Porretas, que no estuvo nada mal. ¡Grandes los Ayuso!
La Sala Caracol, situada en la c/Bernardino Obregón 18, organiza bastante amenudo conciertos con grupos noveles, para lanzarlos al estrellato, a manos de managers hambrientos, o de gruppies salidas, con mayor o menor suerte.
Entrada gratis y un par de tubos gratis también, permitieron que el presupuesto se destinase a un pincho de tortilla de patatas del grosor de un flotador de playa en el bar El Valle (c/Sebastián Herrera, 6), al ladito. Camareros antipáticos para compensar una tortilla decente aunque sin más pretensiones que el grosor extremo, y una empanada de atún con tomate de pintaza rica rica. 
Terminado el concierto y escuchados los 5 grupos (estoy en la incógnita de cuál fue el ganador de la noche) N. & company nos acercamos hasta la zona de Lavapiés, donde decidimos aventurarnos al pub El Juglar. Mejor no me explayo sobre éste lugar porque sería una ristra de "feísmo tras feísmo" y tampoco hay que ensañarse.
Me he quedado con las ganas de volver a la Sala Caracol, y recorrer Lavapiés de día, sin prisas ¿quién sabe qué podría depararme?




martes, 19 de julio de 2011

Tarde Romántica

P. y yo hemos decidido tener una sana relación de pareja-dispareja. Desde hoy, cada una elige una actividad semanal para compartir, y se lleva a la otra de paseo donde quiera. Esta semana elegía yo, y como la cabra tira al monte, me la he llevado de Museo.
El Museo del Romanticismo, situado en la c/San Mateo 13, entre la Pza. de Santa Bárbara y la c/Fuencarral, se ubica en un edificio de planta y piso, con jardín interior.
Recrea, a través del mobiliario, retratos, estampas y objetos diversos (desde juguetes a fruslerías de tocador) una época que en España se vivió distinta a la Europa nórdica. Más comedido, más afrancesado y costumbrista, el Romanticismo que nos muestra el Museo, procedente de la colección personal de Benigno Vega-Inclán, luce pequeñas joyas de la pintura romántica española: los retratos de Federico Madrazo (grande entre los grandes, y con frecuencia olvidado).
Al salir, postales en mano y retina a tope de crinolinas, salones de música y muebles recargados.
Así que para compensar un poco y aterrizar en la realidad de consumo otra vez, hemos curioseado una tienda encantadora llamada La maison de Poupée, en la misma calle. P. con un pichi playero de rayas, y yo con un borsalino, podemos dar por satisfactoria esta primera de las quedadas "de pareja". Ole!




miércoles, 13 de julio de 2011

Expresiones para mimetizarse

¿Cuantísimos cazadores hubiesen sido pasto de las fieras, sino hubiesen aprendido a mimetizarse con el inhóspito entorno? Tal cual cazadora en polainas, me adentro en la jungla de asfalto para desvelar esas frases/expresiones mágicas que os harán parecer "más de aquí", sin ser de aquí:
-Madriz: se pronuncia con "Z".
-Mazo: si tienes menos de 25 años, es obligado decir esta palabra un par de veces al día. En cambio, si rondas los 16, es obligado que la pronuncies 2 o 3 veces por frase. Ejemplo: "Tía, el metro ha llegado mazo tarde, lo hemos tenido que esperar mazo rato por culpa de una avería en la línea. Mazo fuerte!"
-Tronco: tío, colega, compi...
-De buti: expresión de aprovación. Hoy en día en claro retroceso de uso. O tienes 18 años o 35 para pronunciarla, no suele haber punto medio. "¿Vamos al concierto? De buti, tonco".
-Dar por el bul: pues eso, dar por culo. "Que te den por el bul!"
-Más feliz que un San Luís: muy muy feliz, obviamente.
-Más mala que la quina: muy muy mala, obviamente.
-Echar un cine: ir al cine.
-Laismos/leismos: releed la entrada del blog sobre esto en particular, merece toda vuestra atención. Ej. "no le hay", "la compré unos pendientes".
-Café: café con leche
-Pistola: barra de pan.
-Mini: litrona (ej. mini de cerveza= vaso de plástico de capacidad de litro de cerveza)
-Abanico: palmera de repostería bañada en mermelada de melocotón.

Ale, a practicar, pichis!



domingo, 10 de julio de 2011

Plaza de Oriente

Anochece en la capital y el calor se vuelve un poco menos cruel. Ya has ido a la Pza.Mayor, y ya te sabes Sol de memoria. Bajas la Calle Arenal hacia Opera, rodeas el Teatro Real, la luna ha salido.
Terracitas invaden la zona, pero optas por un kebab. Lo pides para llevar, te sientas en uno de los bancos de piedra que dan la espalda al Palacio Real. Estás en  la Pza. de Oriente, al lado de la estatua ecuestre de Felipe IV, y justo a los pies de algún rey godo. ¿Teodorico? ¿Agila? ¿Chindasvinto?
Terminas tu kebab. Si ha habido suerte no te has manchado mucho, y si has tenido más suerte aun, el joven y virtuoso heavy que toca el arpa delante del Palacio Real, ha actuado esa noche. Así que decides pasear. La enorme construcción del siglo XVIII comenzada por Filippo Juvara, y seguida más tarde por Juan Bautista Sachetti y Francesco Sabatini, se alza grandiosa en estilo clasicista. Iluminada en la oscuridad, resulta uno de los mejores lugares para pasear de noche en Madrid, si es acompañado/a, mucho mejor.
Helado Palazzo en mano y pies sin prisa, usad alguna de las horas de la noche de domingo hablando de lo que sea en este marco incomparable. Catedral de la Almudena a un lado, Jardines de Sabatini abajo, tomáoslo con calma, en este lugar, no hay prisas.



viernes, 8 de julio de 2011

Calle Fuencarral

La calle dónde hace más viento del centro de Madrid, se llama Calle Fuencarral. Perpendicular a Gran Vía, ofrece tanto, tanto, tantísimo, que siempre ostentó un puesto de honor entre mis lugares favoritos de esta ciudad.
Si quieres tiendas, tienes de todo: desde marcas "pijas" cómo BDBA, Comptoir des Cotoniers o El Ganso, pasando por grandes cadenas (Mango, Blanco, Sfera...) y marcas potentes de renombre internacional (Puma, Muji). Pero yo...haciendo gala de lo particular, haré especial énfasis en esos nuevos creadores/empresarios que abren comercios pequeños y entrañables, corners enanos llenos de personalidad, con dosis de sangre indie a raudales....Me vengo a referir al Mercado de Fuencarral! Lugar imperdible dónde los haya, sitio de visita obligada.
Si entre tanto mirar, comprar, pasear, se te abre el apetito, la calle ofrece desde helados, birras y pizza para llevar, hasta platos de cocina catalana muy bien puestos, sin olvidar las tiendas de alimentación regentadas por súbditos chinos, una auténtica marca de la ciudad de Madrid!.
¿Qué queréis pasar un rato cultureta además? El Museo de Historia de Madrid, se sitúa en la misma calle, pintado de un color rosa imposible (de esos colores en que ni las gafas de sol evitan el tormento ocular). A día de hoy, el Museo alberga una exposición sobre Antonio Martínez y su Fábrica de Platería en Madrid. Y si para rematar, es sábado nuit, y sentís que lo podéis dar todo aun, la discoteca Pachá, se ubica en la calle Larra, a escasos metros...probad suerte los más intrépidos!



jueves, 30 de junio de 2011

Tirarse a la piscina

¿Es que no me canso de tirarme a la piscina? ¡Parece que no! Desde que vivo aquí me debo haber hecho más Aries aun, y no paro de cambiar cosas!
¿Qué clase de persona deja un trabajo fijo por otro que no sabe cuánto le durará? Presente! Uffff, qué de sufrir, y de pensar, y de volver a sufrir un poco más....pero al final, y desde el principio...¿para qué vine aquí sino para eso? Ni vacaciones de verano, ni paguita extra. Me consuela pensar en algunas personazas increíbles que me ha presentado esta ciudad, sean o no de aquí (que "ser gato" es casi un milagro) y que me apoyan!!!! : )
Almenos este año podré vivir algo con lo que soñaba desde que antaño venía a Madrid a trabajar en el cátering de A...y es....asistir al Día del Orgullo Gay! Locazas y locazos todos juntos, revueltos y muy festivos. Nadie mejor para entender lo que es lanzarse a la piscina, ¿y los demás? pues los demás que opinen lo que quieran.
Cómo dicen los Van Halen: Jump!

lunes, 27 de junio de 2011

Asadero de pollos

El verano ya está aquí, y con AQUÍ, me refiero a Madrid, porque empezamos a tener unas temperaturas que rozan lo inhumano. ¡37ºC a las 8 de la tarde no puede ser algo sano!
Y es que ésto me hace entender porqué tantos madrileños/as están fastidiados de alergias e historias varias: entre la contaminación, la sequedad del ambiente, la cantidad de árboles y polen que se levanta en épocas primaverales....son muy pocos los nacidos aquí, de las nuevas generaciones, que no sean alérgicos a algo. Así que es justo en momentos así, cuando me beso a mí misma y me digo: bendita nacida en el Mediterráneo!
Por otro lado, el calor seco, a la hora de dormir, no es tan malo como el húmedo (o esa es mi opinión). Te dan ganas de beber toda la noche, y vives con la botella de agua sobre la mesita, y con una palangana en el suelo para humidificar el ambiente (remedio de abuela), pero al menos no tienes la sensación de pringosidad que da "la terreta".
Cómo suelo intentar dar un apunte positivo/constructivo en cada post, hoy diré que las terracitas madrileñas saben hacer que sus clientes noten poco el calor: sitúan aspersores muy sutiles en la parte alta de la terraza, como un riego, y no sólo no te mojas, sino que te quedas en la gloria! Eso sí, no lo hacen en todas, sólo en aquellas en que puedan cobrárselo con tu consumición. Abanico power!

viernes, 24 de junio de 2011

Maderfaker!

No, no estoy insultando a nadie. Es la única manera que se me ocurre para describir la sensación que tuve de vivir un asombroso viaje espacio/tiempo.
Hace un par de sábados, la incombustible N. y yo pisamos el Maderfaker, pub de música a lo Soul Train.
¿Quién de los presentes no conoce el programa Soul Train? Pues que no siga leyendo sin antes pinchar este link:


N. con su babydoll de cuello marinero, y ésta que escribe, con mi sudadera de Mickey Mouse, entramos al lugar como dos pipiolas poperas y salimos de allí hechas unas auténticas "nigga setenteras"!
¿Cómo es posible que a N. no se le rizase más el pelo entre baile y baile? ¿O cómo a mi no se me abrieron las perneras de los vaqueros hasta volverse pantalones de campana tras un par de pasillitos? Es algo que todavía no hemos logrado comprender, jejeje.


Sólo hay que pasarse por San Vicente Ferrer, 17, en Malasaña, y estar listos para lo que ellos llaman "Sesiones Madrid es negro".

Café con solera

Corría alrededor del año 1927, cuando ciertos señores escritores de la época, se reunían en el Café Comercial (Glorieta de Bilbao, 7) para mantener sus tertulias entre cafeses, copazos, y mucho humo de tabaco. De dichos señores, llamados a posteriori La Generación del 27, ya no queda ninguno o casi ninguno (reconozco desconocerlo) pero el Café Comercial sigue llenándose de su recuerdo, y de turistas y madrileños que no quieren desaprovechar la ocasión de frecuentarlo.
Algunos autóctonos van allí a escribir, los más ortodoxos en la tradición, con su bloc y su bolígrafo; otros sin embargo ya se llevan el portátil.
Dice mi amigo A. (a quien le encanta ésto de la inicial anónima), que cuando se podía fumar (antes de la ley antitabaco) era un lugar más auténtico, y que estaba más lleno.
Además de café, apertivos, o cerveza, en éste emblemático lugar de la cultura española, se pueden celebrar banquetes de boda y tertulias sobre los más diversos temas, abiertas al público general.
Si podéis permitiros pagar 2'40€ por un café con hielo, o 2'80 por un zumo, sentaos sin prisa en una de las mesas que dan a la glorieta, y dejad pasar la tarde. Los espejos que recubren las paredes y los mármoles rojizos de las mesas inspiran prácticamente a cualquiera.