domingo, 20 de marzo de 2011

retirarse al Retiro

Cuando el tiempo da una pequeña tregua a esta ciudad, no hay madrileño y turista que quiera resistirse al encanto del Retiro. El Parque del Retiro, llamado así porque era el Real Sitio del Buen Retiro para los Austrias, es el pulmón verde del centro de Madrid. Entre sus árboles, césped, y múltiples fuentes, pueden encontrarse cosas tan especiales como el Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez, el embarcadero con el estanque y monumento a Alfonso XIII, el Bosque del Recuerdo o la fuente del Ángel Caído.
Y es que El Retiro admite tantas posibilidades como tiempo y ganas tenga el visitante: hacer footing, patinar, dar un paseo, ir a comer en modo picnic, meterse mano revolcándose en la hierba, escuchar música, ver una exposición, o incluso que te echen las cartas. Retirarse, "al modo de la realeza", es algo que todo visitante de la capital debería probar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada