jueves, 27 de octubre de 2011

La Chocita del Loro

21'45 hrs en la c/Hermosilla, 77. Lugar: La Chocita del Loro.
Hace un frío moderado, y nosotros hacemos cola para recoger las entradas, entre la juventud pija, para ver al monologuista Goyo Jiménez (un especialista en asuntos americanos aunque sea de Albacete).
Cuando la cola en la que aguardas crece por detrás de ti, algo en tu interior se regodea, pero cuando empieza a crecer por delante, más bien te vas cabreando sutilmente. Pues tal que así estaba yo, cuando apareció Amaya Salamanca (la que cuando tuvo tetas, tuvo paraíso) con tropecientos colegas, y justo, justito, conocían a alguien que teníamos delante. Mecagüenla...
Cuando conseguimos entrar, resulta que la Chocita del Loro tenía el nombre bien merecido: es un pub, con sus tres o cuatros mesitas altas con taburetes: usease, para sentarse a lo "periquito"; digo yo que de ahí también le viene el nombre.
Goyo, (quién me produce seria incontinencia urinaria, de tanto que me río con él) estuvo moderadamente a su altura. A pesar de que la primera parte flojeó un poco, supo remontar en la segunda mitad, ensalzando a las mujeres a la categoria de Mac, mientras que para ellos dejaba el puesto de Pc.
Analogías informáticas aparte, el Sr. Jiménez desmenuzó su infancia y las relaciones de pareja muy hábilmente, y hasta sorteó el desmayo de una chica durante la actuación con gran salero.
Al salir de la actuación ya diluviaba, debió ser porque era la única noche que no me había puesto capucha: nunca falla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada