domingo, 10 de abril de 2011

Los bajos de Argüelles

Años atrás, en una de mis primeras excursiones por la capital, me llevaron a la zona de los bajos de Argüelles. Bebimos cerveza en una maceta de las que usan las señoras para plantar geranios en El Macetero y luego nos aventuramos a probar la "leche de pantera" en El Chapandaz (qué cosa más rica, mare!). Fue una gran noche, hasta me llevé por la cara una camiseta!
Pero de eso, lo he dicho, hace años. Anoche volví a los bajos y aunque no hice nada parecido, me consta de buena tinta que la leche de pantera sigue estando igual de rica y sube igual de fácil, jejeje.
Si sois fieles seguidores de los Maiden, devotos de Apocalyptica o Manowar, o acólitos irredimibles de los Judas Priest, los locales que hay en los bajos resultarán un regalo para vuestros oidos. De edades entre los 17 y los veintipocos, melenas lustrosas y camisetas negras, los nuevos heavys son casi los dueños de esta zona. Una única pega, cierran prontito. Máximo a las 3, los bajos ven desfilar con los minis en la mano a sus peregrinos hacia el Pub Gres, donde por 4 euros puedes quedarte hasta ver amanecer, aunque la música ya no sea tan potente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada